Como no soy china ni japonesa y ambas culturas escapan a mi cada vez más menguado conocimiento, que se pierde solo sin necesidad de desmayos, mezclo mi nombre en chino con un título poco común y me atrevo a intentar escribir haikus o algo parecido.

Esta traducción al chino de mi nombre quiere decir algo así como "suave y cálida armonía". Esperemos que lo que aquí publique haga honor a tan bella descripción.

II

Cambiando el aire
cambia también la sangre
de los pulmones.

1 comentario:

Caste dijo...

Pues a cambiar
de aire y de aires!!!!

estás de un creativo que te sales, madre mía!!!

(vine aquí para respirar nuevo aire, siempre me atrajeron los haikus pero nunca intenté escribirlos...para celebrarlo haré un pedido al chino de debajo de casa, me ha entrado las ganas de rollito -de primavera- y pollo agridulce)

un abrazo enoooorme