Como no soy china ni japonesa y ambas culturas escapan a mi cada vez más menguado conocimiento, que se pierde solo sin necesidad de desmayos, mezclo mi nombre en chino con un título poco común y me atrevo a intentar escribir haikus o algo parecido.

Esta traducción al chino de mi nombre quiere decir algo así como "suave y cálida armonía". Esperemos que lo que aquí publique haga honor a tan bella descripción.

XIII

Clave de fe
para la sinfonía
de tus palabras.

XII

Desde mi vientre
cayó aquel pedazo
de amor sin nombre.

XI

En la tormenta,
emperatríz sin reino
salgo a buscarlo.

X

No hay mariposa
que libe el dulce nectar
del árbol muerto.

IX

"No tengo tiempo"
¿Cómo vas a tenerlo,
si lo has matado?

VIII

La salamandra,
un broche de esmeraldas
en mis paredes.

VII

Sobre la copa
la hoja amarilla juega
al equilibrio.

VI

Si hoy no llueve
lloraré a las raíces
del árbol seco.

V

Aves que migran
y al fin siempre retornan
donde su amada.

IV

Batiendo alas
vuelven al sur, que espera,
dichosos ellos.

III

Morir es solo
la consecuencia final
de haber nacido.

II

Cambiando el aire
cambia también la sangre
de los pulmones.

I

Condensa la luz
el otoño, que llega,
se acerca el frío.